Follow by Email

lunes, 7 de noviembre de 2011

Milagrosamente la pelota no entraba... y no entró. Nacional 0 vs Fénix 0.

A Nacional le construyeron una pared en la raya del arco. Fénix se colgó del travesaño, el árbitro Gustavo Siegler se comió dos penales y Nacional chocó contra la pared que se erigió en la línea de gol del elenco albivioleta. Por esas razones, el tricolor no pudo o no supo, según el cristal con el que se mire, aprovechar la ventaja que le dio Penarol al perder con Liverpool.

La oportunidad estuvo ahí. Al alcance de un remate, a disposición de una de las posibilidades generadas, pero la pelota nunca terminó adentro de la red. Y parte de la culpa está en la definición o también en lo poco que se remató al arco en la primera mitad.

No caben dudas que Nacional dominó el partido, que manejó la pelota, que profundizó el juego por los costados y que obligó a Fénix a jugar de una manera ultraconservadora porque ni siquiera pudieron soltarse con la capacidad que tienen sus veloces delanteros. El cotejo se jugó como quiso el tricolor, pero abusó del toque en las inmediaciones del área en la primera mitad. Y como Lerda no atajó ni una sola pelota apareció en ese período la sensación de que el gol podía caer de un momento a otro.

Todo cambió luego, cuando el tricolor le dio más actitud a su dominio territorial y futbolístico. Con llegadas más profundas y con la búsqueda del arco desde afuera del área, Fénix empezó a sufrir muchísimo.

Por momentos la avalancha parecía que iba a terminar de pasarle por arriba al conjunto de Rosario Martínez, sobre todo cuando Álvaro Recoba se metió en el cotejo para darle sorpresa al ataque. Pases cruzados a espaldas de los laterales, buenos intentos de afuera para abrir la muralla y centros cargados de alto riesgo hicieron creer que el gol llegaría.

No ocurrió porque Pallas, Pilipauskas y Machín la sacaron en línea. Alguna de ellas con la mano. Y tampoco no llegó porque Siegler se comió esa mano de Pilipauskas y otra más grosera de Machínante un enganche del "Pichón" Núñez.

Lo del final fue sorprendente porque a esa altura el arco parecía embrujado. Es que Nacional fue y fue de manera constante, pero terminó dándose de frente contra la muralla.

La cifra

5 pelotas de gol fueron despejadas en la línea misma del arco de Fénix. Machín sacó tres de ellas.

Las estrellas

M. Calzada

Se comió la mitad de la cancha. Presionó y empujó al equipo.

El País Deportivo

viernes, 26 de noviembre de 2010

1ª REUNIÓN DE LA FILIAL BERNARDINO DAGLIO

El pasado Jueves presenciamos unas 10 personas la primera reunión de la Filial Bernardino Daglio, en la que esas 10 personas fueron las denominadas: "Fundadores de la Filial Bernardino Daglio".
Esperemos ir creciendo, y a través de la web y otros medios la gente hincha del bolso en Paraguay se vaya acercando y contactándose con nosotros.

A NACIONAL LO HACE GRANDE SU GENTE !!!